Consejos de Gross Dentistas

Te explicamos lo esencial para el cuidado ideal de tu boca

Cómo cepillarse como un profesional

Higiene

Un acto tan cotidiano como el cepillarse los dientes puede generar algunas dudas acerca de si lo hacemos correctamente.

El cepillado de dientes debe adaptarse a las necesidades bucales de cada persona pero podemos establecer algunas pautas generales para que puedas mantener una correcta higiene oral.

Lo primero a tener en cuenta es que para que el cepillado sea adecuado debemos analizar una serie de parámetros: técnica, tiempo y empleo de métodos complementarios.

En cuanto a la técnica, independientemente cual sea, lo realmente importante es remover la placa bacteriana que se encuentra adherida al diente y a la lengua . Si usamos el cepillo manual, la técnica de Bass es, quizás, la más extendida y recomendada. Consiste en utilizar un cepillo de cerdas suaves (las cerdas son los “pelitos” de cepillo) colocándolo en un ángulo de aproximadamente 45 grados con respecto al diente en dirección a la encía. Estas cerdas se introducen, ligeramente y sin presión, en el surco gingival y en las troneras (los pequeños espacios que hay entre diente y diente, por debajo del punto de contacto) realizando pequeños movimientos de vibración y después de barrido en sentido opuesto (hacia abajo si estamos en un diente superior y hacia arriba si estamos en un diente inferior). No debemos olvidar cepillar, además, la cara masticatoria de los dientes y la lengua. Os aconsejamos evitar el cepillado horizontal que resulta abrasivo para el esmalte y el cepillado vertical que puede contribuir a la retracción de encías.

En caso de usar cepillo eléctrico es importante saber que debemos utilizar cabezales con movimientos oscilantes/rotatorios o bien contra-rotatorios dado que, por lo general, permiten remover más placa bacteriana que los cepillos manuales, especialmente en zonas de acceso complicado.

El siguiente parámetro es el tiempo. ¿Cuántas veces debo cepillarme al día? ¿Durante cuánto tiempo para que sea efectivo? El cepillado debe realizarse, como mínimo, dos veces al día para un adecuado control de placa. Tan malo es no cepillar los dientes como hacerlo en exceso ya que si cepillamos los dientes repetidas veces en un día ejerciendo, además, una presión excesiva estaremos favoreciendo la abrasión del diente, la retracción de las encías y la consecuente aparición de sensibilidad dental. En cuanto a la duración del cepillado ésta debe ser, de al menos, 2 minutos, dedicándole 30 segundos a cada cuadrante (la boca se divide en 4 cuadrantes, 2 superiores y 2 inferiores, contando cada uno desde el incisivo central hasta el último molar de cada lado).

 

Por último vamos a hablar de los métodos complementarios. Podemos completar el cepillado usando un dentífrico, el hilo dental, cepillos interdentales, irrigadores y colutorios.

  • Los dentífricos pueden ser variados dependiendo de su composición y deben adaptarse a las necesidades de cada persona. Como recomendación usar aquellos que contienen flúor y evitar aquellos que tienen grandes gránulos abrasivos .

  • La seda dental y los cepillos interdentales nos ayudan a combatir la placa bacteriana que se encuentra retenida entre diente y diente. Deberíamos usarlos, al menos, una vez al día. Los cepillos interdentales se usan si el espacio entre diente y diente es más grande.

  • Los colutorios pueden tener distintos componentes para ayudarnos a combatir ciertas enfermedades como por ejemplo el flúor para ayudar a prevenir la caries dental y antisépticos como la clorhexidina o el triclosán para ayudar a controlar la placa bacteriana y por tanto la gingivitis (inflamación de encías) y la periodontitis (enfermedad que afecta a las encías y al aparato de soporte del diente). Es importante evitar el uso de aquellos colutorios que contienen alcohol en su composición dado que tienen un efecto irritante.

 

Menú