Cómo limpiar tus implantes dentales

Cómo limpiar tus implantes dentales

La higiene en implantes dentales es una de las primeras cuestiones que se plantea un paciente cuando va a comenzar el tratamiento. ¿Se limpian igual que los dientes normales? ¿Exigen alguna aparatología especial? ¿Surgen problemas bucodentales diferentes a los de una persona con dentadura removible o con su dentadura natural?

En este artículo trataremos de dar respuesta a estas y muchas otras dudas. Pero si tienes más, échale un vistazo a esta página sobre implantes dentales.

Implantes dentales: la mejor opción

Cuando se pierden una o varias piezas dentales, los implantes son, sin lugar a dudas, la mejor opción. No solo es la más eficaz, sino también la más duradera y la más próxima a la dentadura natural. El proceso es algo más largo que el de la colocación de una dentadura removible, pero la comodidad que a medio y largo plazo suponen los implantes dentales no se puede comparar a aquella.

Prevenir problemas, nuestro objetivo

Uno de los problemas que pueden surgir tras un implante dental es la periimplantitis. Dicho problema, a pesar del nombre, es algo que no tiene por qué revestir ningún problema. La periimplantitis es ni más ni menos que la inflamación de los tejidos que rodean los implantes.

La encía es particularmente sensible a cualquier cambio, y debemos cuidarla en extremo para evitar problemas. Esto mismo puede ocurrirle a personas con su dentadura o con una dentadura removible. Si bien la causa será distinta, la encía puede verse dañada por distintas razones.

Por ello, deberemos ser especialmente cuidadosos y exigentes con la higiene en implantes dentales.

¿Es la higiene en implantes dentales distinta a la del resto?

En términos generales, no. Pero, como acabamos de decir, queremos evitar posibles daños colaterales. Por tanto, lo único que destacaríamos de la higiene en una persona con implantes es que sea particularmente exigente.

Debemos limpiar en profundidad nuestros implantes dentales para que la periimplantitis no aparezca. Salvo por ese detalle, nuestra higiene bucal será muy similar a la de una persona con su dentadura natural.

Buscar productos de higiene específicos

Esto es sencillo de entender. Tenemos muy claro que una persona con el pelo seco no utiliza los mismos productos para peinarse o lavarse que una con el pelo graso. Pues bien, con los implantes bucales pasa lo mismo.

Si utilizamos un cepillo básico, la limpieza va a ser menos profunda que con uno específico para nuestro tipo de dentadura. Estos serían los productos que debemos tener en casa para una correcta higiene de implantes dentales:

Cepillos de dientes

Es muy probable que cada dentista recomiende uno concreto a cada paciente, pero es interesante saber qué modelos existen en el mercado. Lo que está claro es que una persona con implantes debe usar los que su odontólogo le recomiende para una perfecta higiene.

Cepillos para limpiar el interior de la encía

Estos cepillos limpian la unión entre la encía y los implantes desde el lado lingual (esto es, desde el interior) y también por fuera. Son estrechos, tienen un penacho de cerdas suaves y cortas y el mango lleva un ángulo para una mayor accesibilidad.

Cepillos interproximales

Los cepillos para limpiar las uniones entre dientes son una especie de cilindro muy estrecho para introducir entre dos dientes. Son el equivalente a un hilo dental, pero creados específicamente para implantes dentales. También existen cepillos interproximales para dentaduras normales.

Cepillos dentales ‘normales’

El cepillo de dientes que equivaldría al de toda la vida se diferencia, en el caso de la higiene en implantes dentales, en que es mucho más suave y estrecho. Existe también una gama de cepillos dentales eléctricos aptos para implantes: es importante, antes de adquirirlo, que consultes con tu especialista.

Dentífricos especiales

Existen en el mercado pastas dentífricas especialmente formuladas para limpiar los implantes. Por una parte, contienen productos que mantienen el color deseable de los implantes; por otra, cuentan con principios activos que evitan la periimplantitis (es decir, la inflamación de los tejidos sobre los que descansan los implantes). En cualquier caso, antes de decantarte por una, lo mejor es que consultes con tu implantólogo.

Irrigadores bucales

Los irrigadores bucales son grandes aliados de la higiene bucodental. Y no solo en personas con implantes: también en el resto de la población. Resultan especialmente útiles en aquellos que usan ortodoncia, por ejemplo.

Los irrigadores bucales suelen ir acompañados de distintas boquillas específicas para cada problema, y tienen la capacidad de acceder a las zonas más difíciles gracias a la presión del agua. El higienista dental o el implantólogo pueden aconsejar echar en el agua del irrigador algún colutorio específico, para que la limpieza sea aún más profunda.

Los irrigadores bucales están especialmente recomendados cuando se nos ha implantado una prótesis completa.

¿Cómo realizar la higiene en implantes dentales?

Aunque no dista mucho de la limpieza dental de una dentadura natural, es importante tener en cuenta estos consejos:

Un cepillado de dos minutos

Al igual que en el resto de las bocas, dos minutos son el tiempo estimado para mantener la boca en perfecto estado.

Enjuagar la boca tras el cepillado

Lo haremos, normalmente, con el colutorio que el especialista nos haya recomendado. Es imprescindible enjuagar antes de la limpieza para eliminar cualquier resto de comida.

Limpiar en pequeños círculos

Realizaremos estos movimientos a lo largo de todas las piezas: por delante, por detrás y también en la parte superior del implante.

En el ángulo adecuado

Aunque nuestro higienista dental o nuestro implantólogo nos darán las pautas adecuadas de higiene, lo ideal es mantener el cepillo en un ángulo de 45º con respecto a las encías, para eliminar todos los restos de comida.

Otros consejos para mantener en perfecto estado los implantes dentales

Cuando decidimos ponernos implantes dentales (ya sea de una o de todas las piezas), hemos de tener en cuenta que la higiene debe ser la misma que la de cualquier diente. Por lo tanto, y además de los aparatos ya citados, debemos visitar a nuestro dentista con la frecuencia que este nos recomiende. Por una parte, porque también en los implantes se acumula sarro que puede dañar a nuestras encías; por otra, porque los implantes necesitan una revisión periódica.

No solo la higiene…

Además de la higiene de los implantes dentales, es importante mantener unos buenos hábitos para evitar problemas. Debemos reducir al máximo los alimentos que exijan un sobreesfuerzo en la masticación.

Y, por supuesto, tenemos que evitar costumbres pésimas para la boca como morder objetos o partirlos. Tengámoslo en cuenta para que nuestros implantes se mantengan en óptimo estado.

¿Qué ocurre cuando los implantes se mueven?

Puede ocurrir que un implante dental se mueva. Normalmente, esto se debe a que el tornillo se afloje. Una visita a la clínica dental donde hayamos hecho nuestros implantes solucionará el problema inmediatamente. De ahí nuestra recomendación anterior de una revisión periódica para su mantenimiento. En cualquier caso, si esto sucede, no lo dejes pasar.

Cuenta con nosotros

Nuestro experto en implantología, el doctor D. José Luis Gross de Bethencourt, no solo te dará la mejor solución para tu caso (implantes convencionales o los All-on-4), sino que te proporcionará las pautas para mantener la higiene de tus implantes en perfecto estado.

Si quieres saber más, pide cita con nosotros y te atenderemos. La primera consulta es completamente gratis.

Por | 2017-07-17T10:13:27+00:00 19/07/2017|Implantes dentales|