Cirugía ortognática en la fase final de una ortodoncia

Cirugía ortognática en la fase final de una ortodoncia

Cirugía ortognática en la fase final de una ortodoncia
5 (100%) 1 vote

Hay ocasiones en las que la ortodoncia se debe acompañar de cirugía ortognática. Ocurre en aquellos pacientes con problemas bucodentales más complejos. Vamos a ver en qué consiste y qué tipo de casos soluciona. Y trataremos también de dar respuesta a las preguntas más habituales.

¿Qué es la cirugía ortognática?

La palabra «ortognática» proviene de dos palabras griegas: «orthos» (recto) y «gnathos» (mandíbula). Es decir, es un tipo de cirugía que rectifica los huesos de la mandíbula. Y lo hace con dos fines primordiales:

Cirugía ortognática para corregir problemas de mordida

Cuando la maloclusión dental o mordida es muy pronunciada, la ortodoncia es solo una parte del tratamiento. El paciente necesita de esta cirugía para que su alteración se corrija por completo.

Cirugía ortognática para solucionar alteraciones faciales

En la mayoría de estos pacientes, el problema de la mala mordida altera su armonía facial. Existen varios casos que veremos ahora, pero en esencia esta cirugía se encarga de devolver la armonía al rostro.

¿Qué casos suele solucionar la cirugía ortognática?

Mordida abierta

La mordida abierta es aquella que impide que los dientes superiores y los inferiores frontales se toquen. A menudo, estos pacientes no pueden cerrar correctamente la boca. Y lo que es peor, afecta a sus funciones masticatorias y del habla.

A menudo este problema se soluciona con un tratamiento ortodóntico, pero un porcentaje de pacientes necesitarán cirugía posterior.

Sonrisa gingival

Esta alteración consiste en unas encías que cubren más parte de los dientes de lo normal. Puede corregirse de dos maneras: recolocando el maxilar hacia arriba (lo que elimina el exceso de encías) con cirugía, más ortodoncia. La segunda manera es un tratamiento de ortodoncia que alinee los dientes mal colocados y la periodoncia, que reducirá las encías.

Es importante, en este caso, señalar que la cuestión estética es también importante. Hay un exceso vertical del maxilar superior, que hace que la cara aparezca más alargada de lo normal.

Prognatismo mandibular

Las personas que padecen este problema presentan una mandíbula adelantada con respecto al maxilar superior. Como en las anteriores ocasiones, muchas veces el problema encontrará solución simplemente con la ortodoncia. En los casos más agudos, existen varias técnicas de cirugía ortognática combinadas con la ortodoncia para solucionarlos. Lo normal es que sea la fase final tras un tratamiento previo de ortodoncia.

Retrognatismo mandibular

Es el caso inverso al anterior. La falta de armonía facial se presenta porque el maxilar superior está adelantado con respecto al inferior.

En los casos de retrognatismo mandibular, la calidad de vida que se obtiene tras el tratamiento (con o sin cirugía) es espectacular. Estas personas suelen padecer apnea del sueño. Es decir, su respiración se interrumpe mientras duermen, lo que redunda en un descanso deficiente.

Asimetría facial

Se trata de una descompensación entre los lados izquierdo y derecho del rostro. Evidentemente, los tipos de asimetría son muchos, y pueden incluir cirugía plástica. Pero en el caso que nos ocupa, cuando la asimetría viene marcada por los dientes, se combinarán los tratamientos quirúrgico y ortodóntico.

Dudas sobre la cirugía ortognática

¿Quién la realiza?

Siempre, un cirujano maxilofacial. Estos facultativos están perfectamente preparados para intervenciones en esta región del rostro. Piensa que estos profesionales suelen hacer varias operaciones diarias y su experiencia es fácilmente contrastable (Internet, conocidos que hayan pasado por sus manos, etcétera).

¿Es muy invasiva?

Por suerte, los especialistas de este ramo de la cirugía cuentan con tecnología y sistemas muy avanzados para que la cirugía sea mínimamente invasiva. Tienen equipos médicos perfectamente formados que realizan este tipo de intervenciones en un tiempo récord.

¿Qué hay del posoperatorio?

Normalmente, los profesionales de la cirugía suelen apoyar al paciente en el posoperatorio. Cuentan con tratamientos para reducir la inflamación típica de estas intervenciones.

Por otra parte, lo normal es que un paciente intervenido pueda reincorporarse a su trabajo en un plazo de unos 10-15 días.

¿Es muy dolorosa?

Como decíamos antes, las técnicas han avanzado tanto que se han reducido mucho las molestias posteriores. Obviamente, va a haber molestias, pero fácilmente tratables con analgésicos que el propio cirujano nos indicará.

¿Precisa de anestesia?

Depende del caso. Muchos de ellos se resolverán con sedación y sin ingreso hospitalario. Algunas veces, si la intervención es más compleja, se aplicará anestesia general y habrá que permanecer una noche en el hospital.

¿Cuándo se puede volver a la vida normal?

Como mucho, en dos semanas. Hay casos y pacientes que apenas necesitarán media semana. Pero depende del tipo de intervención y de otras variables.

¿Puedo hacer deporte tras la cirugía ortognática?

Lo normal es que haya que parar un tiempo. El plazo de inactividad lo determinará el cirujano según la intervención que se haya realizado. Piensa que hay una serie de huesos que tienen que fijarse correctamente. Cualquier impacto o movimiento en falso puede tener consecuencias indeseables.

¿Por qué cirugía y ortodoncia? ¿No es mejor una sola cosa?

Seguramente te preguntarás, a estas alturas: «Si me voy a operar, ¿por qué necesito un tratamiento de ortodoncia?».

Bien. En estos casos más complejos, cirujano y ortodoncista forman un equipo multidisciplinar. La ortodoncia suele ser el primer paso (aunque a veces puede ir después). Se trata de corregir todo lo posible la maloclusión dental sin operar. De este modo, llegado el momento de la cirugía, el movimiento que habrá que realizar será mínimo.

Preparar los dientes para la intervención es fundamental. Este trabajo es tarea del ortodoncista.

Tipos de ortodoncia en combinación con la cirugía ortognática

Son, en esencia, dos:

Ortodoncia prequirúrgica

En esta fase, el ortodoncista corrige inclinaciones, alinea las arcadas, elimina rotaciones… En esta etapa se puede modificar el aspecto facial. Es importante hacer saber al paciente que se le está preparando para que, tras la cirugía, su rostro cobre la armonía deseada.

Ortodoncia posquirúrgica

Cuando se emplea la ortodoncia tras la operación se hace con el fin de pulir lo que la cirugía ha arreglado. Es decir, terminar de alinear perfectamente los dientes, de fijarlos en su posición definitiva, etcétera. Es aquí cuando el paciente va a ver un cambio radical en su aspecto. Radical y muy positivo.

Dieta tras la cirugía ortognática

Es otra pregunta habitual. Los primeros días solo se puede hacer una dieta líquida, puesto que la masticación es inviable. Pronto se incorpora una dieta blanda (con alimentos que requieren poca o ninguna masticación). Poco a poco, se va introduciendo la alimentación habitual.

Pregúntanos

La cirugía ortognática es primordial en los casos más graves de maloclusión. Pero como tú mismo habrás podido comprobar, a la mayoría de los pacientes les basta con una ortodoncia. Déjanos valorar tu caso pasando por nuestra consulta. La ortodoncista del equipo, Concha Gross, podrá analizar tu posible tratamiento sin compromiso. La primera consulta, como sabes, es completamente gratis.

Por | 2017-10-27T11:07:14+00:00 27/10/2017|Cirugia|