¿Qué es el dolor dental? Causas y soluciones

¿Qué es el dolor dental? Causas y soluciones

Todo aquel que lo ha padecido atestigua que no hay nada peor que un dolor de muelas. En ocasiones es complicado localizar la zona exacta de la molestia o calificar el dolor. La odontología, al igual que el resto de ciencias de la salud no es exacta. No trabajamos con máquinas cuyos engranajes funcionan siempre del mismo modo, si no con personas. Sin embargo el avance de la tecnología y el conocimiento nos ayuda cada día a ser un poco mas precisos. Por ello antes de enfrentarnos a él debemos conocer bien a nuestro “enemigo”…

– ¿Qué es el dolor dental?

Impulso doloroso intenso y punzante que se produce ante estímulos de frió-calor, dulces o mecánicos como la misma masticación. Se origina a través de las fibras nerviosas pulpares o dentinarias.  Lesiones a nivel de esmalte y cemento no producen dolor.

– ¿Cuáles son las causas del dolor dental?

En ocasiones un dolor que nos parece estar originado en un diente o sus cercanías, tiene su origen en otra localización cercana no dental o incluso distante. Por ello es importante no demorar la visita a un especialista que sea capaz de discernir el origen de la molestia y tratarla con la máxima brevedad.

– Las causas mas frecuentes de dolor dental son:

  • Caries: Enfermedad producida por bacterias residentes en la boca, que alimentadas por los azúcares contenidos en la alimentación, producen enzimas que destruyen los dientes,creando cavidades que si evolucionan sin tratamiento pueden progresar a la pulpa(el comúnmente conocido como nervio del diente) provocando inflamación o infección de la misma.
  • Abceso : Si una caries evoluciona a nivel pulpar invadiendo, inflamando e infectando el tejido, se produce una acumulación de pus. Que da lugar al intenso dolor tan conocido en forma de punzadas (latidos) y que nos hace sentir que el diente afectado ha “crecido”
  • Fisura/Fractura: Se trata de una rotura del diente en el que los segmentos no se han desplazado, pudiendo no ser visible, pero permitiendo el paso de gérmenes de la cavidad bucal al canal pulpar o los tejidos circundantes
  •  Raíces dentales expuestas: Cuando el nivel de la encía que protege y soporta al diente desciende, parte de la raíz del diente queda expuesta, esta zona, mas débil ya que no está cubierta por el esmalte, puede mostrarse más sensible ante estímulos de frío-calor.
  • Problemas periodontales: Los tejidos que rodean, protegen y soportan al diente son llamados tejidos periodontales. Si estos tejidos se ven atacados por estímulos nocivos constantes como el bruxismo o bacterianos pueden llegar a producir un dolor difuso difícil de identificar.
  • Sensibilidad post-tratamiento: Después de realizar un tratamiento dental, incluso cuando ha sido correctamente realizado, existe posibilidad de molestia pasajera debido a una irritación de los tejidos tratados.

–  ¿Qué pasa si el dolor dental no se trata?

Si no se recibe un tratamiento adecuado, la infección progresa a zonas anejas a la cavidad bucal como son la cara o el cuello, provocando serios problemas que pueden poner en peligro la salud general del paciente llevando en ocasiones a ser necesarias atenciones hospitalarias. Especial cuidado deben tener aquellos pacientes que por padecer algún tipo de enfermedad (sida, diabetes, artritis…) vean mermadas sus defensas.

– ¿Qué hacer ante el dolor dental?

En primer lugar, acudir a nuestro odontólogo/estomatólogo de confianza. El podrá entonces identificar la causa de su molestia estableciendo una pauta antibiótica (sólo en los casos necesarios) y/o analgésica para evitar una progresión de la enfermedad y las complicaciones subsiguientes, así como realizar desde un tratamiento simple como una limpieza o la aplicación de un desensibilizante, pasando por un empaste o una endodoncia hasta una extracción.

NO se deben tomar antibióticos sin prescripción médica ya que pueden resultar innecesarios creando resistencias o enmascarando cuadros que no son claros. Los analgésicos, tomados sin control pueden llevar a producir lesiones gastrointestinales, diarreas o vómitos.

Decía Quevedo:

“Quitar el dolor quitando el diente, es quitar el dolor de cabeza, quitando la cabeza que lo siente”

Tan importante es una correcta técnica de higiene bucodental,como acudir de forma periódica a su dentista para detectar lesiones precoces y evitarnos tratamientos mas gravosos, largos en el tiempo y costosos, que no lleven a perder nuestros, cada día mas preciados, dientes.

By | 2017-06-05T11:05:56+00:00 13/11/2013|Enfermedades dentales|