Ortodoncia en adultos: ¿qué problemas pueden aparecer?

Ortodoncia en adultos: ¿qué problemas pueden aparecer?

No es ninguna novedad el hecho de que cada vez es más frecuente la ortodoncia en adultos. En parte, porque unos dientes bien alineados son un plus estético que no hay que desdeñar. Pero no solo por eso: hay numerosos problemas de salud dental que pueden resolverse con este tratamiento. Y, si bien el proceso no es como en los niños, los resultados son enormemente eficaces.

Ahora bien, mucha gente se pregunta qué tipo de problemas pueden aparecer cuando un adulto decide someterse a un tratamiento de ortodoncia. ¿Son todo ventajas? ¿Hay potenciales problemas que debemos contemplar antes de abordarlo? Estas y otras cuestiones las repasamos a continuación.

Si soy adulto, ¿he llegado tarde a una mejora de mi dentadura?

La pregunta se responde sola únicamente con ver a los muchos adultos que usan ortodoncia, pero no: no has llegado tarde.

Si decides, por los motivos que sean, que quieres alinear correctamente tus dientes, acude al dentista y plantéale tus dudas. Él o ella te explicarán cuáles son tus posibilidades. Y, salvo en casos muy complicados, lo más probable es que la ortodoncia sea un tratamiento viable para ti.

Ventajas de la ortodoncia en adultos

Mejoraremos nuestra salud bucodental

Es evidente; si logramos alinear nuestros dientes y eliminamos los apiñamientos, la higiene será mucho más completa y se reducirá drásticamente el riesgo de caries.

Lo notará nuestro aparato digestivo

En numerosos casos, los problemas de mordida vienen asociados a una masticación deficitaria. Es decir, nuestros dientes no nos permiten reducir los alimentos a un tamaño que sea fácilmente digerible, lo cual provoca no pocas dolencias intestinales y estomacales.

Un tratamiento de ortodoncia terminará con estas molestias que, en ocasiones, son importantes. Y si quieres saber más sobre dieta y salud bucodental, aquí te dejamos este otro artículo.

Evitaremos el desgaste dental

A partir de cierta edad, los dientes comienzan a erosionarse si no presentan una correcta mordida. Encontraremos algunas piezas que trabajan más que otras debido a esa maloclusión. La ortodoncia en adultos revierte ese proceso y evitamos esa erosión.

Se reducirán los problemas periodontales

Como hemos comentado anteriormente, la higiene dental mejora mucho tras un tratamiento de ortodoncia. Esto implica a las encías, que se inflamarán menos y dejarán de sangrar.

Evitaremos lesiones musculares y articulares

Está comprobado que los dientes mal alineados provocan, por una parte, dolores maxilares y en el cuello que se resolverán tras una ortodoncia. También pueden aparecer, en muchas personas, episodios de bruxismo (rechinamiento involuntario de los dientes) que se reducen o eliminan cuando la dentadura logra alinearse.

Aumenta nuestra autoestima

Al igual que ocurre cuando alguien logra quitarse esos kilitos de más o mejora su forma física haciendo deporte, con la ortodoncia obtenemos esa mejora de la autoestima que es tan importante o más que las cuestiones físicas en algunos pacientes.

¿Qué problemas pueden surgir?

Bien. Evidentemente, puede haber problemas en un tratamiento de ortodoncia. Vemos los principales.

A veces, la ortodoncia no es la solución (o no la única)

Aunque en la mayoría de los casos podemos resolver los problemas bucodentales de un adulto con la ortodoncia, existen algunos pacientes para los que es demasiado tarde. Ciertos apiñamientos graves necesitan de la coordinación y el trabajo de varios especialistas para que el afectado logre una dentadura sana y perfecta. Hablamos, claro está, de un porcentaje mínimo, pero en esos casos hay que ponerse en manos de un cirujano maxilofacial que debe solucionar problemas previos a la ortodoncia.

Las encías deben estar sanas

Cuando un paciente llega a la consulta con un problema periodontal (de encías), primero debemos tratar este problema. Una vez lo hayamos resuelto, entonces podremos abordar el tratamiento de ortodoncia. Pero nunca antes.

El tratamiento es más complejo que en los niños

Que eso no nos eche para atrás, porque los resultados son increíbles. Pero sí: evidentemente, un adulto tiene un recorrido más largo que hacer con su dentadura que un niño, en condiciones normales. La duración del tratamiento va a depender del grado de malposición dental, pero lo habitual es que cueste más mover las piezas en un adulto que en un niño.

Y si tienes un hijo y quieres saber si necesita ortodoncia, consulta este artículo.

Puede resultar algo más doloroso

Por el mismo motivo anteriormente citado, los brackets pueden causar alguna molestia más en adultos que en niños. Sin embargo, los pacientes refieren molestias muy leves en la inmensa mayoría de los casos. Y, en general, solo cuando hay que ajustar los brackets. Nada que no pueda solucionarse con un analgésico si el dolor no remite a las pocas horas. Nuestro ortodoncista nos dará información al respecto.

Puede preocupar el efecto visual

En algunos adultos, que la ortodoncia se vea puede ser motivo de rechazo. Aunque esto ocurre cada vez menos. Aumenta exponencialmente el número de personas con ortodoncia y tiende a ser habitual, por lo que a casi nadie le molesta que se vean los brackets. En todo caso, existen numerosos tipos de ortodoncia, y algunas son prácticamente invisibles. Por tanto, esto no debe suponer un problema.

Ortodoncia para adultos | Gross Dentistas Tipos de ortodoncia y funcionalidad en adultos

Según el tipo de problema que haya que resolver, nuestro ortodoncista recomendará una u otra. Pero vamos a ver los principales tratamientos de ortodoncia, sus ventajas y sus desventajas.

Brackets metálicos

Es un tipo de ortodoncia fija y la más habitual. La ventaja es que suele corregir un mayor número de problemas de maloclusión y apiñamiento; la desventaja, que es la que más se ve de todas.

De zafiro

Similar a la anterior, salvo por el hecho de que los brackets son transparentes y el arco metálico. La ventaja es precisamente esa, que se ve algo menos; la desventaja, que los brackets pueden romperse o desajustarse con más facilidad que los metálicos (aunque es realmente eficaz).

De porcelana

Fueron los primeros brackets estéticos y mucha gente sigue eligiéndolos. Funcionan del mismo modo que los dos anteriores pero, al igual que ocurre con los de zafiro, tienen un mayor riesgo de rotura que los metálicos. Sin embargo, son opacos, del color del diente, y apenas visibles.

Brackets linguales

El sistema es similar a los tres citados, pero ajusta los dientes por su cara interna. Esto le da su principal ventaja (son prácticamente invisibles), aunque el sistema es como el de los brackets metálicos clásicos. Como desventaja principal, pueden resultar más incómodos a ciertos pacientes.

Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible o Invisalign es un tipo de brackets removibles muy bien valorado por los adultos. Se trata de una especie de férula transparente que hace que no se vean nada. Sin embargo, hay algunos problemas bucodentales que no puede resolver.

Sobre este tipo de ortodoncia, aquí te dejamos un vídeo explicativo:

Infórmate y elige la mejor ortodoncia

Con toda esta información a tu alcance, lo mejor que te podemos recomendar es que acudas a tu dentista de confianza y le preguntes por la mejor opción para ti. En Gross Dentistas, nuestra especialista en ortodoncia, Concha Gross, está perfectamente preparada para abordar cualquiera de los tratamientos que acabamos de citar. Entre ellos, por supuesto, el Invisalign. Pásate por la consulta e infórmate de manera completamente gratuita.

Por | 2017-09-22T13:06:57+00:00 22/09/2017|Ortodoncia|